La sencillez como fórmula del acierto

abril 4, 2009 at 6:38 am Deja un comentario

José Lara

La versión de Romeo y Julieta dirigida por Jorge Ávalos dentro del ciclo La Ópera que nació del Teatro, es un ejemplo de que la sencillez es la mejor fórmula para hacer de un montaje un gran acierto.

El clásico de William Shakespeare, el cual tiempo después Charles Gounod trasladó a la ópera, fue presentado el domingo pasado en la Biblioteca de México José Vasconcelos, cuyo patio central fue abarrotado por el público.

La obra producida por Sylvia Rittner (Arpegio Producciones), resultó una interesante simbiosis entre ambas artes escénicas, ya que su conjugación derivó en un espectáculo poco habitual y gozoso.

La historia la cual relata la enemistad entre los Montesco y los Capuleto y cómo a partir de ese encono surgió el trágico amor entre los vástagos de ambas familias , prácticamente fue resuelta por el trabajo de los jóvenes actores y cantantes de ópera, quienes demostraron que la disciplina y el talento pueden sustituir a los fastuosos proyectos con soberbios ejecutantes.

Para efectos de ambientación y escenografía, la arquitectura de la Biblioteca de México fue la mejor alternativa que se pudo elegir para dicha puesta en escena, en la que antifaces, cintos, mandiles y bufandas rojas y azules distinguían a ambas familias cuyos vestuarios coincidian al llevar el color del luto.

Bien apegada al texto shakesperiano, la obra transcurrió entre arias y escenas teatrales, de modo que el público no asiduo a ninguna de las dos expresiones artísticas, tuvo la oportunidad de experimentar tanto el idilio como la tragedia en una forma equilibrada.

Fue así que el trabajo de los actores Eréndira Dávalos y Alejandro Belmonte en sus papeles de Romeo y Julieta, así como de los demás integrantes del reparto, constituyó un apropiado binomio con las intervenciones de la brillantísima soprano María Katzarava, que junto con los demás cantantes sedujo al público con excepcional talento vocal.

En su calidad de historia universal, esta versión de Romeo y Julieta reitera a las pasiones como el fermento del alma y da cuenta que el afán de superioridad entre las familias (o las razas) así como los oscuros hechos (como asesinatos) derivados del rencor y la soberbia, son actos que inevitablemente se vuelven contra la propia sangre.

El proyecto La Ópera que nació del Teatro incluye otros montajes como El burlador de Sevilla de Tirso de Molina y Mozart; y El barbero de Sevilla o la inútil precaución de Beaumarchais y Giacchino Rossini. Al igual que Romeo y Julieta, estos espectáculos constituyen una propuesta modesta pero a la vez muy ambiciosa, cuya razón de ser consiste en sacar el teatro y la ópera de sus recintos cotidianos, para llevarlos a lugares públicos y fomentar en las personas el gusto por estas artes escénicas.

Sobresaliente y admirable es el trabajo de este equipo de artistas así como de Arpegio Producciones, quienes generosamente apuestan a la creación de nuevos públicos así como a la realización de proyectos artísticos con un genuino sentido social.

 

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

La creación de públicos de ópera ha encontrado un terreno fértil en nuestro país

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Calendario

abril 2009
L M X J V S D
     
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Most Recent Posts


A %d blogueros les gusta esto: